jueves, 18 de mayo de 2017

SUSI - HASTA SIEMPRE A UNA GRAN LUCHADORA

No tenemos palabras para despedirnos de Susi, fue una gata increible, sus últimos meses estuvo en casa de acogida y la veíamos feliz, estaba a tratamiento paliativo, con analgesia, antiinflamatorios y antibióticos. Os dejamos unas fotos de esa etapa, donde a pesar de estar malita, disfrutaba de esos rayitos de sol en la ventana, devoraba sus dos latitas diarias, que era lo único que quería comer,  era una gata que en esta última etapa estaba muy cariñosa y tranquila.



Susi tenía un carcinoma de células escamosas, empezó en un ojo, cabeza y parte del cráneo, hasta que se fue expandiendo hasta el otro ojo. Luchó con todas sus fuerzas hasta que ya no pudo más, en sus cuatro últimos días se quedo cieguita por completo, dejó de comer y de luchar y se fue tranquila.
Era un cáncer que no se podía extirpar y no se podía utilizar quimioterapia porque es un cáncer que no responde bien a ese tratamiento.
Lo curioso es que este tipo de carcinoma es propio de gatos albino o con poca pigmentación, que los suelen tener en las orejas, nariz o boca.  Que suceda en gatos negros es algo muy raro, de hecho no conocemos ningún otro caso documentado. 
Fue muy duro ver su deterioro y por muchos casos que tengamos, sigue siendo muy grande la impotencia de no poder hacer nada por salvarles su vida
Hasta siempre, preciosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario