miércoles, 14 de septiembre de 2011

LOS PELIGROS MÁS FRECUENTES DENTRO DE CASA

1) VENTANAS, BALCONES Y TERRAZAS.

Las ventanas y balcones deben estar siempre protegidos con rejilla plástica o metálica (malla de gallinero o similar). Una mosquitera no es suficiente, ya que un gato adulto con uñas afiladas puede rasgarla y perforarla sin dificultad. Recomendamos colocar marcos o contraventanas enrejados, cerrar y proteger las terrazas y áticos y vigilar todo acceso al exterior por el que pudiera salir el gato.





Las ventanas oscilobatientes son muy peligrosas, el gato se acostumbra a entrar y salir a través de ellas... hasta que un día queda atrapado y puede morir ahorcado... o si no consigue entrar y se queda fuera de la casa, a pleno sol, puede sufrir un golpe de calor fatal.


Muchas personas piensan que su gato está perfectamente seguro asomado a la ventana, tomando el sol en la terraza o el balcón de su casa, y por el mero hecho de que "nunca" (hasta ese momento) haya tenido ningún percance, creen, erróneamente, que nunca pasará. Y no es así. LOS GATOS SE CAEN CON EXTRAORDINARIA FACILIDAD y el impacto del golpe es directamente proporcional a su masa corporal y a la altitud (distancia recorrida hasta caer).

 El gato posee un mecanismo que instintivamente le ayuda a caer en la mejor postura posible, cierto, pero desde un 8º piso, un gato de unos 5 kilos de peso, tiene muy pocas posibilidades de sobrevivir al brutal choque de su cuerpo contra el pavimento...

Patrones radiográficos más frecuentes en gatos con síndrome paracaidista: Estudio retrospectivo


2) ENCHUFES:
 Existen protectores de enchufe de plástico, comercializados para evitar que los bebés y niños se electrocuten; son utilísimos para gatos, en especial para los gatitos pequeños, ya que los enchufes suelen estar muy bajos y quedan a la altura de sus ojos, por lo que, si introducen sus pequeñas zarpas dentro, es muy fácil que se electrocuten.


3) CABLES Y CIRCUITOS ELÉCTRICOS:
A los gatitos (y a algunos gatos adultos) les encanta mordisquear los cables. No les permitas acceder a lugares donde haya ordenadores, equipos de música o aparatos eléctricos de alto voltaje. También puedes comprar fundas para los cables (son como mangueras huecas que envuelven los cables más peligrosos) o protectores anti-calambres para bebés


) LA COCINA:
Piensa que, aunque apagues la placa eléctrica o la vitrocerámica, seguirá estando caliente durante bastante rato. Si un gato pisa la placa sufrirá una gravísima quemadura. Por lo general, es recomendable dejar cerrada siempre la puerta de la cocina e impedir al gato el acceso a dicha estancia. Le evitarás accidentes a tu gato y cocinarás en un entorno mucho más higiénico, libre de pelos, gérmenes, etc...





Las lavadoras también pueden ser un peligro, si un gatito se queda dentro dormido y pones en marcha el aparato sin haberte dado cuenta.


Es famosa la truculenta historia de un niño que, jugando, metió a su gatito en el microondas... Mejor no pensarlo. ¡Vigila a tus hijos más pequeños y sus juegos, si tienes un gatito en casa!

5) EL BAÑO: El inodoro también puede ser un peligro, si dejas la taza abierta y un gatito, jugando, cae dentro. Puede quedarse atrapado y ahogarse.
Hay gatos que tienen la costumbre de ir a beber dentro,si hay algún producto de limpieza se pueden intoxicar,,ten cuidado también de no dejar cubos con producto a su alcance ni  los cacharros en el fregadero con agua  y jabón.


6) LAS PLANTAS DE INTERIOR :LAS PLANTAS TÓXICAS.



E EL NUEVO LIBRO DE LAS PLANTAS TóXICAS PARA PERROS Y GATOS
Vila Coma, Anna (Susaeta Ediciones, S.A.)

Los efectos dependerán del tipo de planta ingerida, siendo las más tóxicas los lirios, el áloe vera, la Flor de Pascua, o corazón del inca, aunque las menos tóxicas comidas en un lapso de tiempo largo provocan daños al riñón.

7) INGESTA DE ALIMENTOS O SUBSTANCIAS TÓXICAS O PELIGROSAS PARA EL ESTÓMAGO DEL GATO

CEREALES: muy peligrosos para cualquier gato. Si come muchos y a continuación bebe agua, los cereales se hincharán en su estómago y pueden causarle desgarros, hemorragias y la muerte de modo fulminante.

GOMA ESPUMA o cualquier otra substancia que pueda hincharse en su estómago tras la ingesta de agua.

Entre los alimentos tóxicos para los gatos podemos mencionar la cocoa (chocolate), la aspirina, el nitrato de sodio (utilizado para la elaboración de salchichas), la cafeína, y el glicol propileno.

El plomo se encuentra en los insecticidas y sirve como base para muchas pinturas comerciales. La intoxicación por lo general ocurre en gatitos muy jóvenes que muerden cosas pintadas con pintura con plomo. Otras fuentes son: linóleo, baterías y materiales de plomería. El envenenamiento por plomo puede ocurir en gatos mayores después del consumo de algún insecticida que contenga plomo. El envenenamiento empieza con cólico abdominal y vómito. Se presentan una variedad de signos en el sistema nervioso central. Incluyen convulsiones, falta de coordinación, excitación, ataques de histeria, debilidad, estupor y ceguera.

FÓSFORO: presente en los venenos de rata y cucaracha, en fuegos artificiales, fósforos o cerillas. Un gato envenenado puede tener aliento con olor a ajo. Los primeros signos de intoxicación son vómito y diarrea. Pueden ser seguidos por un intervalo sin síntomas y luego mas vómitos, cólicos, dolor en el abdomen, convulsiones y coma.

8) EL GARAJE: a los gatos les gusta colarse por los huecos más sorprendentes, y no es extraño que lleguen hasta el motor de un coche aparcado. El anticongelante (glicol etileno) es una toxina peligrosa para los gatos, ya que tiene un olor y sabor que les atrae. Después de usar anticongelante asegúrate de eliminar todo resto del mismo, ya que aún una dosis muy pequeña puede ser letal.

Asegúrate también de que tu gato no se queda metido en el motor,es muy frecuente que viajen en ellos y se bajen en cualquier otro lugar.


ARA P
Si quieres ver una casa perfecta para gatos, segura, divertida, imaginativa y llena de color, visita

                                     THE CAT´S HOUSE:
EL MUNDO EXTERIOR
Sin duda, este es el principal peligro para cualquier animal doméstico. Todavía hay mucha gente que defiende inocentemente la "necesidad" del gato de salir libremente de la casa para recorrer tejados, campos, jardines, urbanizaciones... Esta creencia, que probablemente parte de una concepción del mundo idílica y rousseauniana, sólo puede garantizarle al gato una vida corta y llena de incertidumbres.
Un gato que tiene libre acceso al mundo exterior, "civilizado" y pensado para los humanos (nunca para nuestras mascotas), se verá constantemente expuesto a infinidad de peligros...
1) ATROPELLOS, ACCIDENTES DE TRÁFICO: sin duda, una de las principales causas de muerte, sobre todo en gatos jóvenes, ancianos y discapacitados.
SEVEMUR  092
SERVICIO VETERINARIO MUNICIPAL DE URGENCIAS (Comunidad de Madrid)
 
2) ATAQUE DE OTROS ANIMALES: principalmente, los perros. Un perro sabe cómo acabar con la vida de un gato en cuestión de segundos, fracturándole el cuello. Mucha gente tiene perros de defensa, entrenados para proteger sus propiedades. Si tu gato entra casualmente en esa finca y es atacado por un perro entrenado, encontrará una muerte rápida y cruel entre sus fauces.
3) PELEAS CON OTROS GATOS: los machos enteros que acceden libremente al exterior suelen mantener combates brutales con otros machos, al invadir sus territorios y cortejar a las hembras en celo. Los resultados de dichas peleas pueden ir desde simples magulladuras y heridas superficiales, hasta amputaciones traumáticas, heridas en la córnea o pérdida del globo ocular, lesiones internas, etc... Sin olvidar que los mordiscos recibidos pueden inocularle alguna enfermedad gravísima e incluso mortal, como la leucemia, la Inmunodeficiencia, la Peritonitis Infecciosa. Por no mencionar las infecciones de piel (sarna, tiña), múltiples virosis, gérmenes, bacterias, etc.
4) ENVENENAMIENTOS: Hay mucha gente a la que no le gustan los gatos y los considera poco menos que repugnantes carroñeros. Por ello, dejan comida envenenada en las calles. Estos venenos causarán al gato una muerte lenta, dolorosa e infame, QUE TÚ PODRÍAS HABER EVITADO.
5) ROBOS, EXTRAVÍOS, PÉRDIDAS: si tu gato es de raza o, sin serlo, es un ejemplar de extraordinaria belleza o de un carácter dulce y afectuoso, muy sociable, dejarlo libre significa exponerte a que alguien se lo quede, quizá incluso con la mejor intención, pensando que está perdido o ha sido abandonado. También puede ser recogido por el Ayuntamiento y encerrado en un albergue o perrera, donde muy probablemente será eutanasiado si alguien no lo recoge antes, o si tú no lo localizas a tiempo. ES IMPORTANTE QUE TODOS LOS GATOS ESTÉN DEBIDAMENTE IDENTIFICADOS MEDIANTE MICROCHIP.
6) REPRODUCCIÓN NO DESEADA: Un gato que no haya sido castrado/esterilizado y tenga libre acceso al exterior, procreará y traerá al mundo muchos gatitos no deseados, que probablemente acaben siendo abandonados, eutanasiados, regalados de cualquier manera... o que nazcan enfermos y condenados a una muerte temprana. Por favor, si no eres una persona responsable, si en tus circunstancias no podrías hacerte cargo de los gatitos nacidos, si no eres un criador con afijo, ¡¡¡CASTRA O ESTERILIZA A TU MASCOTA!!!
VÉASE TAMBIÉN: "RIESGOS DEL GATO CALLEJERO" por R.M.Gatti
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario